x
Breaking News
More () »

Lo más importante que necesita saber sobre COVID-19 esta semana en Idaho

El reporte de casos de COVID-19 en niños de Idaho y una visita escalofriante a una unidad de cuidados intensivos (ICU por sus siglas en inglés) de Boise.

Los números de COVID-19 y los números de pacientes en el hospital y en la ICU siguen altos esta semana.   

El número total de casos ha bajado un poco desde que alcanzaron lo máximo la semana anterior.   

Después de alcanzar lo más alto de 213 pacientes en la ICU el viernes pasado, el número se redujo a menos de 200 desde el lunes. Las hospitalizaciones también tienen una tendencia a la baja de un máximo de casi 800 la semana pasada a 750 esta semana.   

El número promedio de informes de casos nuevos también es más bajo que la semana pasada, con el promedio de 15 días cayendo de 1236 a 1220 a partir del miércoles.   

El 52% de los habitantes de Idaho que pueden vacunarse están ahora completamente vacunados contra el COVID-19.   

Para ver más datos acerca del número de casos de COVID-19 en Idaho, visite nuestras gráficas interactivas en KTVB.COM. 

Dentro de la ICU de Saint Alphonsus  

Por primera vez desde el inicio de la pandemia, nuestro equipo de KTVB fue invitado a visitar el ICU en una de las instalaciones más grandes y afectadas de Idaho.   

Comenzando en el tercer piso, la principal ICU de Saint Alphonsus en Boise tiene 22 camas, la mayoría de las cuales están llenas de pacientes con COVID-19. Y 20 de esos pacientes están intubados y respiran sólo por medio de una máquina.   

Como cualquier otra unidad en Saint Alphonsus, el departamento de emergencia ha tenido que crear más espacio; por ejemplo, lo que alguna vez fue un área de almacenamiento de equipos ahora tiene seis camas para pacientes con COVID-19.   

Otras áreas del hospital también se han convertido en espacios para ayudar a tratar a los pacientes con COVID-19.  

Los hospitales rurales en Idaho luchan para poder brindar atención media   

La pandémica de COVID-19 sin duda ha cobrado un precio muy alto en los grandes hospitales como Saint Alphonsus en Boise. El aumento de casos y hospitalizaciones también está afectando a los hospitales de las comunidades rurales.  

Los hospitales más pequeños no tienen pisos de unidades de cuidados intensivos y pueden tener tan solo una o dos camas de ICU para tratar a los pacientes. Durante el reciente aumento de hospitalizaciones, los hospitales rurales se esfuerzan por hacer espacio para los necesitados.   

Si bien COVID-19 no es ajeno a los expertos médicos del Minidoka Memorial Hospital en Rupert, la variante Delta tiene características diferentes, más agresivas y más contagiosas. Esto está provocando que los recursos del hospital disminuyan a diario.  

En medio de los estándares de atención de crisis en Idaho, una mujer de Boise fue a California para una cirugía  

Chelsea Titus tiene endometriosis y no ha podido recibir la cirugía necesaria para extirpar un ovario en Idaho.   

“Es extremadamente doloroso especialmente cuando estoy teniendo un brote, y estoy teniendo un brote en este momento,” dijo Titus. “El fin de semana pasado estuve hablando por teléfono varias veces con los médicos de guardia de St. Luke tratando de controlar mi dolor y mis náuseas, y seguían diciendo, ‘porque estamos en estándares de crisis no hay nada que los hospitales puedan hacer por ti’”. 

Debido a esta realidad, Titus voló a Palo Alto, California para ser vista en el hospital de emergencia.   

Cambio de corazón  

Fisioterapeuta, Kay Craig, ha trabajado para el sistema de St. Luke’s por más de 28 años. Cuando St. Luke’s anunció que requerirían que todos los empleados se vacunen contra COVID-19, ella fue la primera en la fila para completar una exención religiosa.   

“Estaba un poco escéptica. No quería usar la máscara, no quería vacunarme,” dijo Craig. “Solo llamé a Dios y quería caminar con él y ser obediente. Entonces, cuando salió el mandato nuevamente me dijeron que hacer y realmente no sentía que Dios estuviera diciendo que lo obtuviera. El dijo ''Solo espera’”.   

Los supervisores de Craig apoyaron su decisión de no vacunarse por motivos religiosos.   

"No les creí cuando dijeron que estaba 98% o 96% sin vacunar y, a través de mi propia investigación, realmente lo está", dijo Craig. "Miré en la UCI hoy y tiene 27 años, 33 años, 60 años. Tenía otra buena amiga y su cuñado murió a los 40”. 

En este punto, Craig decidió que había visto suficiente y recibió la vacuna de Johnson y Johnson.   

El gobernador Little defiende no emitir mandato de vacuna 

Durante la llamada del martes con personas mayores de Idaho a través de la Asociación Americana de Jubilados de Idaho, (AARP por sus siglas en inglés), Little defendió repetidamente su decisión de no imponer vacunas, máscaras o límites a las reuniones grandes, incluso cuando imploro a más residentes del estado que “hicieran lo correcto”, que confiaran en médicos y recibirán la vacuna.   

"Así como la gente no está entusiasmada con un mandato del presidente, probablemente no está mucho más entusiasmada con un mandato del gobernador", dijo Little. "Esas decisiones se toman más cerca de las personas, aquellas en las que se obtiene el mayor cumplimiento”. 

Trabajadores de salud fueron amenazados 

A medida que la misinformacion sobre el coronavirus, la vacuna y otros tratamientos se extiende por todo el estado y el país, los profesionales médicos están preocupados por como pueden realizar su trabajo. Al mismo tiempo, una creciente preocupación por su seguridad y protección se esta convirtiendo en un problema.   

"Es realmente desalentador", dijo la Dra. Ashley Carvahlo, una médica que trabaja en Treasure Valley. "No estamos haciendo nada en nuestro propio interés, estamos haciendo todo en beneficio de los pacientes".  

Ella cree que las emociones fuertes son las que llevan a un miembro de la familia a decirle: “Tengo muchas maneras para que la gente haga algo, pero todas están guardadas en mi caja fuerte de armas que está en casa," dijo Carvahlo. 

"No estaba nerviosa por mi seguridad. Estaba más preocupada por el paciente en ese momento porque estaba muy angustiado, realmente le costaba respirar, estaba muy enfermo", dijo Carvalho. "No pude brindarle la atención que necesitaba debido a su familia".  

Casos de COVID-19 en niños de Idaho  

Al fin de verano, La cantidad de niños y adolescentes en los hospitales de Idaho por COVID-19 fue cinco veces mayor en comparación con lo que estaban viendo los hospitales en junio, según los datos presentados el miércoles en una sesión informativa con médicos de Saint Alphonsus, St. Luke’s y Primary Health.   

 El número de bebés y niños menores de cinco años hospitalizados fue diez veces mayor durante la última semana de agosto en comparación con junio.  

"Esos números son aterradores", dijo el Dr. David Peterman, director ejecutivo de Primary Health Medical Group, quien también es pediatra.  

En la estación de KTVB, centramos nuestra cobertura de noticias con la verdad y no en el miedo en torno al virus. Para ver nuestra cobertura completa, visite nuestra sección de coronavirus.   

Facts not fear: More on coronavirus

See our latest updates in our YouTube playlist: